domingo, 13 de febrero de 2011

ACTIVIDAD 10. LA INVASIÓN A ESPAÑA Y EL QUIEBRE DE LA MONARQUÍA ESPAÑOLA. LAS INDEPENDENCIAS AMERICANAS Y LAS DIFICULTADES PARA SU CONSOLIDACIÓN.

INSTRUCCIONES: Lee con atención el texto, imprime o dibuja en tu cuaderno el mapa de las independencias de Hispanoamérica y con éste elabora una línea del tiempo horizontal, en la que ordenes los años en que cada nación de América latina consumó su independencia.

Una vez que el ejército napoleónico entro en la península Ibérica en 1808 la oposición  española contra la invasión fue inmediata,  y mientras los ejércitos Franceses ocupaban la ciudad de Madrid un motín popular se inicio para derrocar al monarca Español Carlos IV acusado de debilidad y de haber traicionado al pueblo español por permitir la ocupación de España por franceses.

El Rey abdico a favor de Fernando VII. Los franceses no reconocieron este cambio e inmediatamente aprehendieron a la familia Real de España llevándosela a Francia. Fue en ese momento cuando Napoleón impuso como gobernante del pueblo Español a José Bonaparte en 1808.

Ante esta situación estallaron revueltas y levantamientos en toda España, así comenzó la guerra de independencia española contra los franceses. Los insurrectos formaron juntas locales y se reunieron en la ciudad de Cádiz, ahí después de 2 años de deliberaciones promulgaron la primera constitución liberal española: la constitución de Cádiz (1812) que establecía como forma de gobierno una monarquía constitucional.

En 1814 Fernando VII regresó a España y restituyo el absolutismo monárquico. Mientras esto sucedía en España, las posesiones españolas en America aprovechaban la difícil situación de la metrópoli para llevar a cabo sus guerras de independencia.

Ahora bien ¿Qué circunstancias hicieron posible que los criollos Americanos pretendieran la independencia de sus territorios con respecto de España? La independencia de las 13 colonias inglesas de America, la revolución Francesa y el nuevo reacomodo de Europa, llevado acabo por Napoleón Bonaparte, así como las transformación en la manera de pensar que había ocasionado el movimiento de la ilustración europea tuvieron influencia en el deseo de libertad de los habitantes de las colonias Americanas españolas y portuguesas.

Durante el siglo XVIII el descontento de los criollos Americanos se había acentuado, pues España, había impuesto medidas económicas para centralizar el poder y obtener mayores recursos. En las colonias hispanoamericanas la estructura social estaba ligada a las diferencias étnicas; los que gozaban de mayores privilegios eran los españoles peninsulares, los criollos (hijos de españoles nacidos en America) gozaban de buena posición económica, pero no podían ostentar altos cargos dentro del gobierno ni tampoco dentro de la iglesia. Las castas y los indios consideraban que sus penurias económicas eran cada vez peores, situación que se agravaba con las constantes hambrunas ocasionadas por las sequías y  las malas cosechas.

A principios del siglo XIX las colonias españolas se encontraban en constante agitación. Su situación era compleja y cada lugar asumía características particulares; sin embargo, compartían algunos elementos, como el deseo de autonomía con respecto de España, y  el malestar interno que  vivían los criollos, los indios y las castas. La invasión Napoleónica fue el elemento que detono los movimiento independentistas. Mientras Napoleón domina España, en Nueva España se preguntaban a quien se debía obedecer, pues Fernando VII el legítimo gobernante estaba preso en Francia.

En las primeras tres décadas del siglo XIX importantes caudillos hispanoamericanos, entre los que destacaron Simon Bolívar, José de San Martín, Miguel Hidalgo y José María Morelos pudieron vencer diversos obstáculos para consolidar la independencia de los virreinatos Españoles en America y conformar nuevas naciones.

Miguel Hidalgo 

José María Morelos 

José de San Martín

Simon Bolívar


La colonia portuguesa de Brasil  tuvo un movimiento de independencia diferente. Cuando Napoleón invadió Portugal en 1807, el Rey Juan VI se refugió en Brasil. En 1815, cuando Napoleón es derrotado, Portugal es liberado y el Rey regreso a su país, dejando al frente del gobierno de la colonia a su hijo Pedro. En 1822, Pedro de Braganza convocó a una asamblea constituyente y pronuncio el Grito de Ipiranga, en el que se proclamo la independencia de Brasil. El 12 de Octubre fue proclamado emperador con el nombre de Pedro I. la monarquía duro hasta 1889, cuando el país se convirtió en República.

Mapa de las Independencias de Hispanoamérica 
Da click en la imagen para agrandar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

EL INICIO

PROGRESO

EL RESULTADO